Zamora para mí es la gran desconocida, belleza, ubicación, arquitectura, gastronomía … etc, en todo ello Zamora es rica y esplendorosa. Como dice la famosa frase; “Zamora no se conquistó en una hora,» no fue así antaño y no lo será ahora. Prepárate para descubrir Zamora poco a poco, sorprenderte con su patrimonio y riqueza, enamorarte de su gastronomía y, conquistar o ser conquistado.

INFORMACIÓN PRÁCTICA. Zamora capital de la provincia homónima más oriental de Castilla y León, a escaso km de la frontera con Portugal. Cuenta con buena conexión por carretera y tren. Es una de las capitales de provincias más pequeñas, pero no por ello menos atractiva. Poco a poco se va abriendo al turismo, se nota una red de alojamiento y restauración variada y de calidad. Todo lo necesario para una estupenda espada de fin de semana.

ALOJAMIENTO. En esta ocasión, mi elección fue una de las más acertadas. Un hostal de gama media, con una relación calidad- precio muy buena. Habitaciones reformadas, limpias y agradables, con camas perfectas. Ademas el personal se merece un excelente por su amabilidad y ganas de ayuda e informar. La ubicación, como intento siempre, a escasos metros del centro historico. Tal vez el único pero, es el aparcamiento, esta situado en una calle estrecha al comienzo de la zona peatonal. Puedes aparcar en las calles cercanas, con parkimetro a un precio razonable.

Hostaldonrodrigo.com

OFICINA DE TURISMO. Tienes varias oficinas de turismo repartidas por el centro histórico de Zamora, como en la Plaza de Viriato. En la web de la oficina encuentras todas las direcciones, y una amplia información sobre Zamora, visitas horarios… etc. Una web muy completa, accesible y con información actualizada. Como la referente a las visitas guiadas, tienes cuatros recorridos, organizados por diferentes asociaciones y plataformas turísticas.

VISITAS GUIADAS. Yo realice dos, una de ellas nocturna, amabas muy recomendables, a lo largo del post te voy contando un poco. También tienes un tren turístico, que puede ser muy interesante para pasar al otro lado de Zamora y ver una espectacular vista de Zamora. www.turismo-zamora.com

IMPRESCINDIBLES. Castilla y León es una de las comunidades más ricas en patrimonio, en concreto en románico, y Zamora cuenta con uno de los románicos más interesantes y mejor conservados. Al comienzo del post mencionaba a Zamora como la gran desconocida, y lo hacía porque, sin ser una experta, me parece poca la transcendía que se le da a esta ciudad tan rica en patrimonio y cultura. Un viaje perfecto, por tierras de castilla.

IGLESIAS ROMÁNICAS. Zamora tiene un gran número de iglesias románicas, la mayoría de ellas en el casco urbano. Puedes realizar un gran recorrido simplemente paseando, y en relativamente poco tiempo con la ayuda de una mapa que te proporcionaran en la oficina de turismo, muchas de ellas están abiertas. Pero si te interesara el tema y quieres disfrutarlo un poco más, te aconsejo una de las visitas guiadas.

Visita guiada Zamora- Románica. Se realiza a las 11 de la mañana, salida desde la Plaza de Viriato, no necesita reserva. Es imposible visitar todo el románico, pero te dan unas pincelas de este estilo y la historia de Zamora. Algunos de los monumentos más destacados de Zamora están incluidos en esta visita.

Visita nocturna leyendas de Zamora. Se realiza sobre las 8 o 9 de la noche, dependiendo de la época del año. El recorrido se centra en las fachas modernistas, leyendas y anécdotas relacionadas con Zamora. Muy interesante y amena.

LA CATEDRAL DE ZAMORA.  De estilo románico, se construyó en un tiempo récord para la época, tan solo 23 años. Fue posible gracias a la ubicación de Zamora sobre un montículo rocoso, desde el otro lado del río de observa perfectamente, al tener la cantera en casa todo se acelero. La catedral es tan interesante que se le puede dedicar un post completo, y como Zamora tiene tanto voy a resumir, yo destacaría;

Su cúpula es única, solo existen tres de este estilo en España, Plasencia, Ávila y Salamanca, siendo la de Zamora la primera de todas ellas. De estilo bizantino se dice que recuerda a la de Santa Sofía.

Cuenta con una colección única de telares. Regalo de un noble al obispado. Yo no soy una experta, pero notas que son únicas por sus coloridos y perfección.

SANTA MAGDALENA. Una de las más visibles e interesantes. Fue realizada en el S.XII por el maestro Giral Früchel (catedral de Ávila). Si tienes ocasion observa la calidad de elementos como su pórtico meridional y sus capitales. En el interior destaca la belleza y buena conservación del el sepulcro de la dama desconocida, que se dice pudiera ser Urraca de Portugal.

La historia la relaciona ordenes como los Templarios, y posteriormente Hospitalarios y la Orden de San Juan de Jerusalén hasta el S.XIX, lo que la hace aún más interesante y misteriosa.

IGLESIA DE SAN IDELFONSO. Una de las más importante, para muchos zamoranos la otra catedral, aunque nunca fue consagrada como tal, simplemente se ofició misa aquí durante la construcción de la catedral. La historia de esta iglesia está íntimamente ligada a dos santos San Atilano (primer Obispo de Zamora) y San Idelfonso.

Las intervenciones sufridas, tanto en su interior como en su exterior, han desvirtuado su imagen inicial, dejando un poco borrado su estilo románico. Pese a ello sigue conservando su encanto y un entorno privilegiado.

En la visita también recorres otros edificios y ubicaciones, de los que destacaría la belleza del Mirador del Troncoso y el Portillo de la Traición.

Homenaje a poeta zamorano, mirador el Troncoso.

Siguiendo con las iglesias no puede faltar en tu recorrido:

SAN JUAN. Situada en la plaza mayor, su rosetón con forma de rueda zamorana, es uno de los mejores y más bellos de Zamora. Su interior donde se puede adivinar su distribución romántica no deja indiferente. Como curiosidad en su entrada encontraras la estatua de “Los Merlut.” Personajes típicos de la semana Santa Zamorana, que a modo de despertador y mediante una musiquita que recuerda a esta palabra, avisa del amanecer y comiendo de las procesiones.

SANTIAGO EL BURGO. La única que conserva su estructura original de tres naves, típicas de románico.

SANTA MARÍA LA NUEVA. Para mí una de la más bella y con una curiosa historia, el “Motín de la Trucha»

SANTA MARÍA LA HORTA. En esta iglesia se encuentran los restos del famoso San Cucufato.

SAN CIPRIANO. La más antigua de Zamora, dedicada a este santo, con gran devoción por parte de los mozárabes venidos del sur a repoblar Zamora.

EL MODERNISMO ZAMORANO. Sus fachadas representan una época de cambios, el S.XIX y su romanticismo. Como curiosidad el modernismo zamorano se centra en las fachadas, para entenderlo primero debemos entender la sociedad de la época, y en concreto la burguesía zamorana. Una burguesía cuyo dinero provenía de la agricultura, un dinero ganado con esfuerzo y sudor, que confería a esta burguesía un carácter austero, pero que en estos tiempos de cambios quieren destacar y dejar claro a la sociedad su posición y poderío, pero sin derrochar. La solución gastar el dinero en los visible, lo que está a la vista para todos, las fachas.

Tienes númerosos ejemplos de estas fachadas, como la del casino o la calle Balborraz, entre otras.

Tal vez la mezcla de estas fachadas con las iglesias románicas sea lo que da a Zamora esa belleza única.

Zamora no solo es románico, la iniciativa del ayuntamiento de decorar algunas fachadas con morales ha sido muy bien acogida, integrándose perfectamente en la ciudad.

MOLINOS DE HARINA. Tienen una curiosa visita, por cierto gratuita. Se pueden considerar la primera industria en época medieval de Zamora.

LA PLAYA DE LOS PELAMBRES. Esta playa fluvial, conocida por los Zamorano como la playa de Benidorm, es un precioso reducto, se podría decir un oasis en castilla. Además de una excelente playa cuenta con zona de césped, zona infantil, chiringuito y la vista más bonita y famosa de Zamora.

GASTRONOMÍA. La gastronomía de Zamora es rica y abundante, con excelentes materias primas. Desde carnes, legumbres, queso, vinos, setas… etc, que dan lugar a platos únicos como el arroz zamorano o su chuletón de aliste. Y todo bañado con sus vinos de Toro.

El Tapeo en Zamora esta tan instaurado que podríamos decir, es una tradición de la que debes participar. Tapas clásicas, tapas con algo de fusión, brasas… etc. El tapeo en Zamora se divide en dos pequeñas zonas, ambas situadas en el casco histórico a poco distancia una de otra.

DONDE COMER Y TAPEAR. 

LA ZONA DE LOS LOBOS. Locales de toda la vida con tapas sencillas, basadas en productos sencillos que muchos locales han convertido en un clásico.

En esta zona uno de los más conocidos, tanto que da nombre a la zona, es el “El Bar Lobo. El el rey de los Pinchitos», como reza su rotulo. Y efectivamente el título es merecido. Esos pinchitos al carbón, unos picantes y otros no, la forma de pedirlos también sea convertido en un espectáculo. Simplemente el numero de pinchos, seguidos de “con y sin” son suficientes para poner en marcha unos pinchos realmente buenos. La fama esta bien ganada.

También tienes otras opciones como este rico pincho de panceta.

Situado en El Horno de San Torcuato,1,

Otros clásicos de la zona serían los “Tiberios del Bambu”,y «Bar Sevilla» con sus Tostas de Jamón o su Arroz Zamorano.

LA CALLE DE LOS HERREROS Y ALREDEDORES. De la Plaza Mayor, sale una pequeña calle llena de locales, y en hora punta de gente en busca de su tapa.

Los locales de esta zona son variados, ambientes clásicos, modernos, fusión.. etc., pero en general todos muy cuidados, al igual que las tapas ofrecidas. En mí opción, se notan que los locales de esta zona han sufrido una inyección de gente joven con muchas ganas de hacer las cosas bien, y lo consiguen.

Como decía tienes un gran número de locales, no solo en esta zona, sino en todo Zamora. Me fue imposible visitar todos los que hubiera querido en un fin de semana, pero aquí van mis favoritos:

La Encina. Local cuidado con mesas altas, perfectas para tapas,  y una brasa de carbón donde te preparan especialidades como el pulpo a la brasa, chuletitas de lechal o churrasco, todo buenísimo. También cuentan con una parte de restaurante en la planta baja donde puedes degustar carnes como el chuletón de Aliste.

Ambiente muy agradable, de esos sitios que te quedas con ganas de pedir más.

En definitiva, un gran restaurante. www.asadorlaencina.com

La Sal. Local con decoración moderna y una carta de tapas y platos muy variada, además de un  buen hacer en la cocina que comienza a ser valorado en Zamora. Uno de sus platos estrellas son “Los garbanzos con boletus”, y como soy una loca del mundo hongos, no pude más que probarlo. Y no me arrepiento, estaban perfectos.

 En definitiva, un gran restaurante.

Agape. En la Plaza Mayor al costado de la iglesia San Juan, a unos metros de la calle los Herreros, se encuentra este local. Que también cuenta con una terraza desde donde puedes admirar la belleza de la iglesia mientras que tomas unas tapas o incluso un agradable menú.

Yo probé sus tapas, cocina y calidad excelente. Pincho de bacalao muy bueno, y vasito de pulpo que recordaba a ese pulpo de la Galicia interior.

En definitiva, un gran restaurante. www.restauranteagapezamora.com

El motín de la trucha. Un local para descubrir, su situación el último en la lista no es porque sea el peor, ni mucho menos. Simplemente, es debido a su ubicación, cerca de esta zona, pero no en lo que se considera la zona de los Herreros. Lo encontraras al lado de la Iglesia Santa María la Nueva. Para mí fue un gran descubrimiento, tan solo el local merece la pena. Se trata de la cava de una bodega, con un pozo al fondo y un pequeño reservado. La decoración original y encantadora, crea una atmósfera perfecta.

Una carta no muy extensa pero variada tostas, tapas, raciones y guisos, lo suficiente como para una comida excelente. Se nota que el producto es de calidad y que saben cocinarlo.

En definitiva, un gran restaurante. www.tabernaelmotin.com

La Bodega del Arrabal. Si lo que quieres es comer sentado un buen chuletón de aliste, tienes varios asadores, yo viste este local, que a pesar de su nombre, no es una bodega, sino un antiguo pozo de sal. Por lo que el local no es muy grande, pero si curioso.

Este es uno de esos restaurantes que recomiendo diciendo, pero no es para mí. Explico, el personal es profesional y amable, y la relación calidad precio aceptable. La carta esta estructura en menús cerrados donde solo puedes elegir la carne, no disponen de bodega, solo tienen el vino de la casa que sirven en frasca. Estos dos puntos para mí son muy importante, prefiero comer menos cantidad pero poder elegir yo mis entrantes y el vino. El ambiente, por la forma del local, inevitablemente puede ser algo ruidoso.

Con ello quiero decir que es un buen restaurante, pero no para mí.

 

Como me pasa con muchas de las ciudades y sitios que visito, me quedo con ganas de más, y Zamora es una de ella. Pero además, una de las que más me ha sorprendido, por su gran patrimonio, belleza, cultura y gastronomía. Y todo en un pequeño casco urbano fácil de recorrer, y difícil de olvidar.

CURIOSIDADES Y LEYENDAS DE ZAMORA

LAS MASCARAS DE ZAMORA. Esta costumbre ancestral, antaño extendía por gran parte de la península, se conserva con especial cariño en la Zamora y alrededores, incluida la en vecina Mirando Do Douro y otros pueblos de Portugal.

En la actualidad muchos de ellos conservan o han recuperado esta tradición, celebrando su festival de la máscara en diferentes fechas coincidiendo con el solsticio de invierno y carnavales.

El fin de semana de mi visita a Zamora, se celebra uno de estos festivales, con asistencia de máscaras de diferentes pueblos. Fue espectacular y divertido, si puedes asistir a uno de estos festivales, no dejes pasar la oportunidad.

Durante el desfile, alguno de los grupos también escenificaron otra de las tradiciones más antiguas y curiosas de la comarca de Aliste, el baile de los palillos.

El MOTÍN DE LA TRUCHA. Este suceso, cuyo nombre te recuerda a un comic de Mortadelo y Filemón, habla de un suceso real con gran repercusión en la historia, que acabo con la quema de la iglesia de Santa María con toda la nobleza dentro, y la  consecuente muerte de gran parte de ella. Con la posterior reconstrucción esta iglesia adopta el adjetivo de “la nueva.”

Antes de tu visita a Zamora te aconsejo que investigues en esta historia, una de las más interesantes de la ciudad.

LA LEYENDA DE SAN ATILANO. San Atilano, fue un personaje real, el primer obispo Zamora y patrón de la ciudad, lo que no es tan real es su leyenda. Si tienes la oportunidad de ver a este santo, observaras que se representa con un pez en la mano. Está, es la clave de su leyenda, y las leyendas alrededor de este personaje lo persiguen hasta después de muerto. Su restos fueron encontrados por casualidad durante unas obras en la iglesia de San Pedro y San Idelfonso, aunque hay otra leyenda, que afirma no fue tan casual, y su paradero fue revelado a un pastor. En fin, este es un pequeño resumen de San Atilano y su leyenda.

LOS RESTOS DE SAN IDELFONSO. Los restos de San Idelfonso también fueron encontrados durante una intervención en la misma iglesia que los de San Atilano, y al igual que él, su paradero fue indicado a un buen pastor. Y tras su descubrimiento, objeto de disputa entre Zamoranos y Toledanos. Estos intentaron robar los restos de su santo en diversas ocasiones, una de ellas lo consiguieron. Pero como en una comedia moderna, el ladrón se confundió de cuerpo, y acabo metiendo la mano en el cuerpo de San Atilano. Debido a esta situación, y con la intención de proteger a los restos de los santos, se creó una cofradía, aún existen y considera la más antigua de Europa.

LA PLAYA DE BENIDORM EN ZAMORA. La playa de Benidorm para los Zamoranos, no es otra que la de los pelambres, que adquirió este sobre nombre a raíz del sermón de un obispo horrorizado por las tendencias de baños que empezaban a imponerse. Le parecían poco respetuosas y católicas, instigo a los Zamoranos a que desistieran de estas prácticas, sermoneando;

  • ¡A ver que si se habían pensado que Zamora era Benidorm!

Los Zamoranos lo tomaran con humor, y comenzó a popularizarse la frase;

  • Vamos a Benidorm. Cuando querían referirse a la playa de los pelambres.

Estas son  solo algunas de las historias y leyendas que rodean Zamora, pues hay muchas más como, la del Portillo de la traición, una historia real con un enclave real, si visitas Zamora no dejes de visitar esta puerta, situada muy cerca de la catedral.

PERSONAJES QUE PISARON ZAMORA

VIRIATO. Tal vez uno de los personajes más famosos vinculados a Zamora, junto con “Doña Urraca, señora de Zamora”, sea el aguerrido Viriato, el pastor que se enfrentó a un imperio. Pero curiosamente, parece que no era Zamorano, si no Lusitano, la actual Portugal.

Bueno, fuera donde fuese su nacimiento, Viriato y su historia está unida a Zamora. Como ejemplo la bandera zamorana. Las ochos tiras rojas que la forman, representan las ocho batallas que Viriato gano a Roma. Según cuentan, en cada batalla ganada arrancaba un girón de las capas rojas de los romanos y lo ataba a su lanza. La verde representa el fajín verde que llevaba Fernando el católico cuando reconquisto Zamora.

This is for me? Yes, Zamora is for you.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *