FIN DE SEMANA EN BELMONTE.

FIN DE SEMANA EN BELMONTE.

Belmonte, Bellomonte como le llamaban los antiguos, llama la atención por su espectacular castillo, casi salido de un cuento de hadas. Pero cuando te acercas, descubres mucho más. Sus casas blancas contrastan con la piedra de sus monumentos y casas nobles, con molinos de viento y viñedos. Con la historia de uno de los pueblos mas antiguos y relevantes de la baja mancha.  ¿Te vienes a descubrirlo?
DATOS PRÁCTICOS. Esta pequeña localidad de la mancha conquense, a medio camino entre la meseta y el levante, se descubre como una parada muy interesante y completa. Con una ubicación excelente y buena comunicación por carretera, te puedes acercar a ella en apenas unas 2 horas desde Madrid, 1h desde Cuenca. Y a escasas 2,30 horas de la costa valenciana, excelente alto en el camino. Ten en cuenta el clima, continental de calor en verano y frío en invierno.
ALOJAMIENTO. Me sorprendió gratamente la oferta hotelera, muy amplia y variada para una población relativamente pequeña. Yo opté por un alojamiento céntrico de gama media, muy recomendable. La casa cuenta con varias habitaciones, muy tranquilas y completas, con detalles como la decoración de estilo rústico. Se trata de Las Aguardas, puedes reservar a través de Booking. Detalle,esta al lado de la piscina municipal, suele estar muy tranquila y del restaurante La Muralla.UN POCO DE HISTORIA. La historia de Belmonte tiene épocas doradas influidas por la presencia en la villa de diferentes personajes relevantes de la historia de España. Como el Infante Don Manuel y sobre todo su hijo, el Infante Don Juan Manuel, este último mandó construir su palacio residencia en la villa., primera fortaleza de Belmonte y posteriormente convento.
Más tarde llegarían los Pacheco, por la donación de Enrique IV de la villa como agradecimiento por el apoyo prestado. El primer marqués de Villena, Juan Pacheco fue el artífice del Castillo y la primitiva muralla. Los Pacheco, siempre intrigantes, en un inicio apoyaron a Juana de Castilla “La Beltraneja”. Este hecho que traerá consecuencias negativas para la familia, uniendo  Belmonte, y su Castillo a ese momento de la historia. Pues se dice que la “La Beltraneja» pasaría periodos en el castillo de Belmonte, bajo el amparo o control de los Pacheco.

IMPRESCINDIBLES. Como siempre te recomiendo pasar por la oficina de turismo. En el caso de Belmonte te proporcionan un plano del pueblo y los horarios de la colegia y el castillo. La tienes en el ayuntamiento, si no se encuentra abierta puedes descargarte el plano y más información en la siguiente web. www.belmonte.es

CASTILLO DE BELMONTE. Construido en el 1456 en estilo gótico, en la actualidad se trata de uno de los castillos mejor conservados de nuestro país, tanto que parece salido de un cuento. Como ya he contado, la historia del castillo esta íntimamente ligada a la guerra de sucesión de Castilla y la familia Pacheco, marqueses de Villena y Señores de Belmonte, a cuyos descendientes sigue perteneciendo el castillo. Desde el 2010 gestiona como atractivo turístico y cultural de forma muy acertada, tal vez sea una de las claves de su excelente conservación.

Puedes visitarlo a través de un audio guía, que te lleva por la vida de un castillo desde la edad media hasta el siglo XIX, cuando otro gran personaje de la historia reside en el,“Eugenia de Montijo” Al mismo tiempo que disfrutas de sus magníficas estancias y vistas.

Entre otras actividades, puedes disfrutar de una exposición de máquinas de asedio medievales, torneos o las divertidas “Noches del Terror”, una original forma de ver el castillo de Belmonte. Solo por acceder al castillo en plena noche merece la pena. Buen montaje y bien realizadas, como pega tal vez los grupos eran demasiado grandes y se pierde un poco de espontaneidad. Recomendaciones, si tienes problemas de movilidad (el recorrido tiene escaleras y tramos con poca visibilidad) no es recomendado. Por el resto es una experiencia diferente y apetecible para una noche de verano. Si te animas conviene reservar a través de la web, suele realizarse en agosto y tiene bastante asistencia. www.castilodebelmonte.com

LA CASA BELLOMONTE. Esta casa no es uno de los grandes monumentos de Belmonte, pues se trata de una casa del S.XV, posiblemente de un hidalgo de la época, por lo que no tiene grandes elementos arquitectónicos como los castillos o palacios de la época, pero para mí es un top. Se trata de una recreación de una casa de este tipo por una asociación de recreación histórica sin ánimo de lucro, lo que tiene más valor. A través de las estancias y sus usos los voluntarios te acercan a la historia de una forma muy honesta y veraz, al mismo tiempo que amena y divertida, perfecto para peques. Tienen una pequeña colección de armas que les llama mucho la atención.

 

Como he mencionado todo es gestionado por voluntarios, por lo que el horario puede variar. Abierto los sábados, domingos y festivos de 11:00 a 14:00 horas y de 17:30 a 19:30 h. Teléfono: 659 32 16 96.
Email: casabellomonte@gmail.com.

LA COLEGIATA. La colegiata de Belmonte es una clara muestra del esplendor de la villa en tiempos pasados. Su arquitectura de tres amplias naves, y la riqueza de sus capillas y retablos son clara muestra de ello. Fue erigida por mandato de Don Juan Pacheco, el primer marqués de Villena y Maestre de la Orden de Santiago, que dejaron claro su poderío en la Capilla Mayor, esculturas de alabastro, escudos en bóveda…etc.

Horarios, lo mejor es que consultes en este teléfono. Solicitar cita previa en el teléfono 967 170 208.LAS PUERTAS DE BELMONTE. Una excelente forma de pasear por Belmonte y viajar en el tiempo es recorrer sus puertas. Cinco, son las conservadas en perfecto estado como la de La Estrella o Chinchilla.PALACIO DEL INFANTE DON JUAN MANUEL. Mandado a construir, y lugar de residencia del Infante Don Juan Manuel, primer gran señor de la villa. Tras siglos de abandono poco queda de lo que debió ser antaño, excepto sus dimensiones. Reflejo del papel de fortaleza que desempeñó durante una época, por ello también es conocido como el Alcázar Viejo. En su última época, antes de su abandono, su convento. Otro detalles de su pasado es el claustro interior del que se conserva parte de su belleza.

El palacio fue restaurado dentro de un proyecto que buscaba crear una red de edificios históricos, y fundar la «Red de Ventas”, algo así como los paradores de la mancha. El proyecto no ha progresado, de momento, ha dejado este agradable lugar, y gracias a la intervención se ha podido salvar el palacio que se encontraba en ruinas y apuntaba a su total desaparición.

En la actualidad es un hotel spa y restaurante. www.hotelspainfantedonjuanmanuel.es

OTROS IMPRESCINDIBLES. En tu paseo por la bella villa de Belmonte, encontrarás un pueblo agradable con monumentos y construcciones curiosas, como la plaza del Pilar o el Hospital de San Andrés, del que desgraciadamente solo que la portada. Un ejemplo claro de mala gestión, pues según nos contaron la gente del pueblo el hospital estuvo activo hasta finales de los 80, sorprendente por el rápido deterioro.Además de diversos palacios o casas solariegas.PERSONAJES. Muchos han sido los personajes relevantes que pisaron las calles de Belmonte. Como el Infante Don Juan Manuel (autor del Conde Lucanor), y uno de los hombres más poderosos de su época, Los Pacheco y otros como la Beltraneja o Eugenia de Montijo son algunos ya mencionados. Pero mención especial merece Fray Luis de León, nacido en la villa. Religioso y humanista fue todo un emblema del renacimiento, y sobre todo de la resistencia a la opresión y el ostracismo, en su enfrentamiento con la inquisición. Curiosamente, por las calles de Belmonte encontrarás figuras de estos y otros personajes históricos.

GASTRONOMÍA. La gastronomía de Belmonte está marcada por su localización, en la comarca de la Baja Mancha, platos típicos como las gachas, el pisto o el lomo de orza son básicos en las casas y restaurantes belmonteños, junto con otros como los zarajos o los morteruelos, típicos también de otras comarcas castellano-manchegas como la alcarria conquense.

LA MURALLA. Restaurante, bar y una pequeña terraza, además de un pequeño hostal. El restaurante es sencillo, pero acogedor con una carta en la misma línea, muy equilibrada con platos típicos de la zona y otras opciones. La cocina de excelente ejecución y el servicio muy profesional., perfecto para una gran comida. Todo lo que probamos estaba riquísimo, como ejemplo; Uno de lomos de orza con alioli  de ajo negro, o ajo arriero que he probado.En definitiva un gran restaurante lamurallabelmonte.com

LA ALACENA DE BELMONTE. El local puede llevar a engaño, el salón se encuentra al fondo de una tienda de productos típicos manchegos, por lo que puede pasar desapercibido. La sala es pequeñita, con una decoración moderna, que tal vez te despista sobre la comida. Digo esto, porque sorprende lo rico que están los platos más típicos y populares de la zona como los zarajos, el morteruelo o las migas. Estos platos, combinan perfectamente con otros platos como hamburguesas, tostas y bocadillos. El personal es muy amable y simpático, todo estupendo para una buena comida.

En definitiva un gran restaurante www.alacenadebelmonte.es

LOS ALARIFES. EL RESTAURANTE DEL HOTEL SPA INFANTE DON JUAN MANUEL. Es el restaurante del palacio que ya he mencionado en los imprescindibles, ubicado en un elegante y acogedor salón. Una carta equilibrada tanto en platos como en precio, de una cocina manchega con un coqueteo a la cocina moderna. Ejemplo recuerdo un plato de bacalao con pisto manchego espectacular.

En definitiva un gran restaurante www.hotelspainfantedonjuanmanuel.es

PALACIO BUENAVISTA HOSPEDERÍA. En la actualidad hospedería y restaurante, este palacio del siglo XVI, conserva la estructura típica de la zona como su patio columnado. Al estar ubicado en la zona alta de Belmonte, desde la terraza de verano tienes unas vistas estupendas de la colegiata y el castillo mientras que tomas un refresco o una cena de picoteo.

En definitiva un buen restaurante www.palaciobuenavista.es

CASONA LA BELTRANEJA. Tiene hospedería y una terraza de verano muy animada durante las calurosas noches de verano. Pero yo te recomiendo en un café o vino en el patio interior, de estructura típica de la zona, el ambiente y temperatura es perfecto si quieres un rato tranquilo y agradable.  Calle Arquitecto Sureda, 8.

¿Te ha convencido? Espero, ya sabes. Belmonte, una escapada perfecta de fin de semana, te espera.