VIAJE A LA BELLA MONSARAZ.

VIAJE A LA BELLA MONSARAZ.

La bella y blanca Monsaraz, de indescriptible belleza, te espera encaramara en su cerro. La subida bien merece la pena, tanto por la belleza de la villa como las de sus impresionantes vistas. Todo un privilegio pasear por su calles.

UN POCO DE HISTORIA. Monsaraz posee todos los alicientes para una novela, su historia salpicada de todos los tópicos necesarios, conquista y reconquistas, caballeros templarios, fortificaciones y luchas. Todo esto ha quedado lejos, y en la actualidad Monsaraz es un pequeño pueblo  encaramo en su cerro, próspero y tranquilo que se deja invadir por turistas portugueses y españoles.

La ubicación estratégica de esta villa portuguesa, fue uno de los motivos por lo que árabes y cristianos se disputaron su posesión. Durante años fue Saris o Sarish para los árabes, una plaza muy importante en el reino de Badajoz. En la última conquista cristina es donada a la orden del Temple, por su apoyo.

En épocas posteriores la villa es reforzada, convirtiéndose en una “ciudadela inexpugnable” conectada con otras como Mourao. Tras periodos de esplendor, factores como la condición de villa fortificada de Monsaraz, y otros avatares históricos, jugaron en contra de ella. Y la villa cayó en un letargo que la ha conservado casi intacta hasta la actualidad.

DATOS PRÁCTICOS. En unas de mis escapadas de semana santa a mi querida Portugal, Monsaraz fue una de mis paradas. Se encuentra muy cerca de la frontera con España,30 km con la provincia de Badajoz. Depende de tu ubicación puede ser una escapada muy aceptable.

Monsaraz es un pueblo pequeño, se puede ver fácilmente en un día, lo que atrae mucho turismo de días, turismo que no pernocta y sigue su camino. A mí, ya sabes me gusta empaparme de los lugares que visito, e hice una noche en la zona, aunque te adelanto que me hubiera quedado muuucho… más. Importante, solo se puede acceder andando, hay zona de aparcamiento en las entras al pueblo, pero en fin de semana puede estar algo saturadas.

ALOJAMIENTO. Como he mencionada Monsaraz se alza en lo alto de una cresta, donde se encuentra el casco histórico y el atractivo turístico. En la parte baja ha crecido la zona moderna, donde encontraras alojamiento más barato. Otra opción es el vecino pueblo de Reguengos de Monsaraz, muchos turistas eligen esta ubicación para combinar su visita a Monsaran con los afamados viñedos de la zona (yo lo he dejado para otro viaje).En mi caso me decante por un modesto hostal en Telheiro, una especie de barrio o pedanía a los pies de Monsaraz. Por un error el establecimiento estaba cerrado,y no avisaron. Una faena cuando nos presentamos allí en medio de un chaparon. Pero este inconveniente se convertido en una grata experiencia. Tengo que aclarar que booking, plataforma con la que hicimos la reserva, actuó con rapidez, asumiendo su responsabilidad y colaborando en la solución.

Nos refugiamos en el hotel más cercano, y tras contactar con Booking, nos alojamos allí mismo. Se trata de Vila Planíce, un complejo con de habitaciones en suite, tipo bungaló estupenda. Alrededor una zona verde, con piscina, parque para niños y unas vistas estupendas.  Además el tamaño es perfecto, nada saturado y con servicio y amabilidad de 10.  Como ejemplo, un gran detalle es toda la información que te ofrecen sobre la zona. En definitiva uno de los mejores sitios donde me he alojado, el precio puede ser un poco alto para Portugal, pero desde luego ese mismo hotel en España seria inasumible para mí.

UN PASEO POR MONSARAZ. En esta ocasión no te pondré imprescindibles, pues todo el pueblo lo es. Simplemente pasea por sus calles empedradas, admira su casa encaladas, disfruta de su encanto, sus espectaculares vistas al pantano de Alqueva y si puedes, de un vinho verde con un petisco. Monsaraz es una villa fortificada, sus murallas y puertas junto con algunos edificios como el Castillo, La Iglesia Matriz o La Iglesia de la Misericordia  son edificios singulares del pueblo. Los horarios son inexactos, pero normalmente en las horas claves están abiertas.ALREDEDORES DE MONSARAZ. Toda la zona cuenta con una belleza, calma y sosiego que enamoran. Campos de olivo, viñas y otros cultivos junto al impresionante pantano invitan a un espectacular paseo y otras actividades. Como paseos en barcos y actividades acuáticas. Te recomiendo que contactes con www.sem-fim.com, no te arrepentirás.

EN BUSCA DE MEGALITOS NEOLÍTICOS. Toda la zona está salpicada de estas misteriosas construcciones (hasta 150) como el Cromeleque de Xerez o el Menir de Bulhoa. Este último está muy cerca de Monsaraz, en un entorno precioso con vistas de la villa fortificada. Si te animas a visitarlo, fíjate en los dibujos y grabados de la piedra. A mí me llamaron la atención, posteriormente investigue un poco y descubrí que no he sido la única curiosa. En la oficina de Reguengos de Monsaraz te proporcionan un mapa con la ubicación de estos monumentos.

VISITA UNA BODEGA. La actividad vinícola en esta zona es fuerte y una industria consolidad en toda la zona, y en los últimos tiempos visitar una de sus bodegas  todo un atractivo turístico. Como he mencionado anteriormente, a mí no me dio tiempo, y no puedo hacerte ninguna recomendación, sera en otra ocasión.

PUEBLOS CERCANOS. Sin duda destacaría Mourao al otro lado del Alqueva este pequeño pueblo fronterizo comparte fortificación y encanto con Monzaraz.

Otro imprescindible podría ser Sao Pedro do Corval, un centro de artesanía y tradición, concretamente alfarero. El escritor portugués José Saramago situó su novela la Caverna en este pueblo. Si la has leído, en cuanto te acerques a lo zona asociaras sobre todo esas sensaciones descritas por el autor, esa calma y sosiego que ya he mencionado, una encantadora sensación de lentitud en el tiempo.

COMER Y TAPEAR. Personalmente soy una enamorada de la gastronomía portuguesa, lo que no sé si me hace más o menos exigente. Creo que lo último, y por ello me atrevo a decir que la zona no defrauda. Como menciono en otros post (pincha aquí pasa saber mas) la gastronomía alentejana es algo distinta a la de otras zonas de Portugal. Pero no por ello menos rica, y como en todo Portugal, destaca el apego a las raíces, los productos frescos y bien cuidados.

SEM-FIM. Este especular restaurante debería ser un imprescindible por sí mismo. Explico, es  uno de los restaurantes que más me ha sorprendido, y no solo de Portugal. Motivos, ubicación, y decoración, comida, ambiente, trato, todo para mí se merece un diez. El nombre te sonara, si son los mismos que organizan paseos en barco y otras actividades en el pantano de Alqueve.

El local es una antigua almazara de aceite (de ahí coge su nombre) reconvertida en restaurante. Han conservado toda la maquinaria y el  local intacto, con pequeños añadidos decorativos de toques modernos, creando un ambiente muy diferente, pero muy, muy agradable. El trato de todo el personal es estupendo, y si a eso le sumas una gran y variada cocina portuguesa, el resultado es toda una experiencia, una experiencia de 10. Como broche final, puedes tomar una copa en su agradable y animado bar, pegado al restaurante y con un ambiente genial. Como ves me enamore del sitio.

En definitiva, un gran restaurante www.sem-fim.com

O GAZPACHO. En el casco histórico de Monsaraz, tienes un buen número de restaurantes, en comparación al tamaño del pueblo. Y todos ellos con muy buena bien. Uno de ellos este pequeño bar restaurante, con una decoración de toques modernos y agradables. La carta es sencilla, pero riquísima perfecta para un picoteo o una comida más informal, salada de polvo, queijo… En definitiva comida y trato perfecto.

Espero que te haya gustado lo que te cuento, y por supuesto que te animes a escaparte a «La Bella Monsaraz», un viaje imprescindible a la vecina Portugal.